Archivos mensuales: Marzo 2017

Mª José Cerezo. Coaching y consultoría de procesos.

Nuestro último coloquio tiene dos características particulares: el interés que provocó en los presentes, y la dificultad que entraña para resumirlo.

A partir de situaciones profesionales que ha vivido, María José Cerezo nos ha llevado suavemente a preguntarnos si, para fortalecer al cliente y ayudarle a descubrirse a sí mismo, un coach puede usar técnicas que no son propiamente de coaching.

Se refería a las que son propias del consulting, del mentoring y otras versiones del asesoramiento. Disciplinas que consisten en dar consejos o referencias externas.

Básicamente, se entiende que el coaching es el arte socrático de ayudar al cliente a encontrar en él mismo los medios para lograr sus objetivos. Una mayéutica, o capacidad de dar a luz a las soluciones como las comadronas lo hacían con bebés. “El verdadero conocimiento es el que nace desde dentro”.

El asesoramiento, sin embargo, consiste en recomendar – desde fuera, pues – cuales son los comportamientos o las decisiones que debería adoptar el cliente.

La pregunta básica del debate era, por tanto, si la técnica del coaching debe, cual la Susana del Libro de Daniel, quedar casta y pura, o si es admisible echar manos de consejos y proponer soluciones.

En algún momento, recordamos la metáfora de Watzlawick sobre el cambio personal, que comparaba la situación insatisfactoria del cliente al hecho de estar soñando. El autor nos comentaba que puedes encontrar muchas soluciones dentro de tu pesadilla, pero que ninguna te hará salir de la misma. Para que las soluciones se hagan reales, tienes que despertar. El coaching te hace mover dentro de tu sueño, pero a veces, son las aportaciones externas que aportan la variedad necesaria para hacerte despertar.